miércoles, 31 de agosto de 2011

¿Por qué me lo haces tan difícil todo? Es una mierda esto que siento. ¿Quién me mandó a fijarme en alguien como vos? No paro de pensarte ni un segundo. Te pensás que al ser más grande sos mejor. Siempre soy yo la que termina sufriendo. Me arté de sufrir. Del simple hecho de saber que nunca te vas a fijar en mí, se me forma un nudo en la garganta. No puedo evitar esto que siento por vos. Trato de olvidarte y no puedo, ya formás parte de mi vida. Por más que sepa que esto no es amor, no dejo de pensarte ni de soñar. Me dan ganas de gritar, de llorar. Esto de querer tanto a una persona y sufrir por dentro no me va. Pero no puedo dejar de hacerlo. Me estoy matando a mí misma. Quiero parar pero el verte me debilita. Sos tan perfecto para mí. Te siento cerca y miro para otro lado, no te quiero saludar, trato de no mirarte, pero nada de esto me alcanza. A pesar de esto, me encanta la sensación de que me estás mirando, de que por lo menos un poquito te importo. No se por qué siento que cada día te estoy perdiendo, y no quiero, aunque sea lo peor lo que me pasa por dentro. No te quiero perder. Cada vez que estamos cerca me agarran ganas de ir corriendo abrazarte y pedirte que nunca me sueltes, decirte que no te puedo olvidar, que ya sos parte de mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario